Crónica de Viv: La cumbre que me conquistó (CTC La Payunia)

Hace dos días estábamos corriendo Conquista tu cumbre, un trekking de expedición de 100K que se realizó esta vez en La Payunia un parque provincial de Mendoza donde abundan los volcanes, los escoriales, la arena y las lagartijas.

Particularmente todavía tengo sentimientos encontrados sobre lo que pasó en la carrera. Era mi primer carrera de este tipo y, a pesar de que las ediciones anteriores de esta competencia habían sido muy duras, me convencieron diciéndome que esta vez no sería tan dura, que habría tiempo suficiente que cualquiera podría terminarla, entonces me animé y allá por diciembre pasado me anoté.

La zona está descripta como algo parecido a la superficie de marte en este planeta 🙂 Largamos a las 3 de la tarde de La Pasarela y teníamos que llegar hasta el cráter del Volcán Coco para la largada oficial, o la simbólica? ya me perdí.

Desde allí en más hubo que sortear escoriales, subir y bajar volcanes y rumbear campo traviesa por extensiones vastas de arena que, cerrando los ojos, te trasladaban a las dunas de pinamar.

La mayor parte del tiempo no disfruté, ni siquiera podía disfrutar del esfuerzo superador, la elección de las zapatillas no podía haber sido peor, cada 15 minutos tenía los dedos comprimidos por la arena y no se podía parar cada 15 minutos a sacarse la arena, había que optimizar recursos entonces, le dabas y le dabas hasta que no aguantabas más y allí si te sacabas la arena. Al día de hoy los veo y están hinchados y con las uñas rojitas, imposible ponerme un zapato, así que menos mal que sigue haciendo calor, por suerte ninguna ampolla cerca de las uñas.

A eso de las 20 hs el sol comenzó a esconderse con ello vino el frio y la falta de luz, llegamos al uno un rato antes de las 22:30 al PC1 y ya veníamos muy desanimados por el camino y nuestra performance. Podría haber seguido después del uno? si, estoy segura que si, pero creo que el principal condicionamiento para no hacerlo fue ver que estábamos fuera de los tiempos estimados, luego nos enteramos que no estábamos tan mal o que los tiempos se habían dilatado para todos, pero en esos momentos no lo sabíamos y eso tiraba para abajo, el hecho de saber que ya no llegábamos al volcán por ejemplo, pensaba que a ese ritmo llegábamos al PC3 luego del horario de cierre y seguramente exhaustos sin poder pagar allí horas si aún teníamos la posibilidad de subir, y eso me parecía extremo para mi.

La decisión fue abandonar allí y al otro día volver caminando como si hiciéramos el circuito desde el 10 en adelante como para divertirnos en el día, así que nos quedamos haciendo noche en el domo, luego siguió cayendo más gente mientras estabamos durmiendo.

Esteban tenía ganas de seguir al 3 pero mientras más lo pensaba menos me convencía el hecho de trasladarme hasta la base del volcán con toda la cosa de la arena en los pies, para llegar hasta allá y pegar la vuelta por el mismo camino de tierra, quizás ahora suena un poco pobre todo esto pero en aquel momento convencía, aunque a hoy casi no me arrepiento de la decisión, soldado que huye sirve para otra guerra dicen y yo salí de allí con los pies casi intactos.

Al otro día me levanté tempranito, salí del domo y me puse a pasear hasta el cráter del volcán, el paisaje es impresionante, me asombré mucho al ver el escorial y pensar que la noche anterior habíamos estado metidos allí. También encontré fácilmente el camino de caballos que deberíamos haber utilizado para cruzar el escorial y que de noche no lo encontrás ni por casualidad.

Esteban se levantó sacamos fotos, y hablamos con los chicos de la organización antes de seguir, allí apareció pablo bravo a decirnos de no abandonen les descontamos los pc, disfruten del paisaje y ya que están no me colocan el PC 11?

Así que tranquilos partimos rumbo al lugar del PC 11 al ritmo de un uruguayo, Roberto, que al ver que nosotros volvíamos caminando nos preguntó si podía venir con nosotros para luego llevarnos flameando a destino, una vez que hicimos el encargo dejamos que Roberto, que se había encontrado con otros compatriotas, se fuera a su ritmo, y de paso se los llevaba a una pareja de mixtos con quienes habíamos compartido también el camino.

En total nos dio algo asi como 55K (30 el primer día y 25 el segundo), ese día si que me divertí a pesar de la arena que tenía que desagotar cada media hora, el primer día no lo disfruté, pero si vamos a la balanza hay cosas malas y tambien buenas. La parte de la navegación nocturna, después de que se fuera el sol, me encantó, sé que tengo que aprender más y estudiar pero esas horas entre la ida del sol y la llegada al PC me divertí mucho. No me caben dudas de que estas cosas me gustan y que tendré que entrenar, aprender y mejorar.

Ahora, impresiones generales y de seguro están teñidas de mi experiencia: lo del Payún Liso (el volcán que había que subir como hito de la carrera con 1800 metros de desnivel en un terreno con acarreo luego de haber hecho 50 km de carrera sin descansar) era complicado, y los último 300 metros revestía cierto peligro para los corredores, desde que llegué a la pasarela hasta el otro día me la pasé hablando con corredores (de algunos no se el nombre pero era muy facil entablar conversación todos teníamos ganas de expresar lo que llevábamos dentro), me contaban las lajas grandes sueltas de arriba, que las pisabas y te deslizabas, o los vientos fuertes que te desequilibraban, la subida terrible y la bajada más terrible aún, con el agotamiento que cargaban de no haber descansado casi nada. Yo entiendo que es un desafío y quizás también tiene que ver con que no tengo experiencia en temas de resistencia (cabeza contra cuerpo) o incluso con el hecho de no sentirme preparada para el desafío pero me parece una locura.

Esta fue mi primer carrera de este tipo y no hubiera querido que fuese así, sabía que era difícil pero también me vendieron que iba a ser accesible, que la iba a poder hacer y yo siento que no se esforzaron por facilitar las cosas, por cumplir esa promesa.

Y obviamente cuando la organización empezó a fanfarronear en la entrega de premios “Queríamos hacerla más facil pero no nos salió” y frases por el estilo yo tenía ganas de tirarle con la botellita de mirinda, en esos momentos me re calenté, deberé también examinar cuando me autoengañé, lo que si se es que la primera puede no ser totalmente culpa mía, pero no me enganchan otra vez.

Yo con vos, no juego mas…

6 thoughts on “Crónica de Viv: La cumbre que me conquistó (CTC La Payunia)

  1. Vivi

    me encanta tu etilo para contar las cosas, sos muy divertida!

    Sinceramente te felicito! porque te animás…creo que solo el hecho de atreverte es muy valioso, no hay que fijarse solo en los resultados.
    Vos fuiste con tu espiritu aventurero a algo que no conocias del todo…y haber decidido preservar tu integridad fisica me parece completamente acertado: tu evaluación “costo-beneficio” no cerró. Por lo que se en estas carreras no tenés una evaluación previa del recorrido porque es desconocido y las inclemencias del tiempo también se hacen sentir, vos entrenaste para una cosa y te encontraste con otra, que no te gustó y por eso tu decisión.
    Solo con inteligencia se puede dar un paso al costado cuando sentis que erraste el camino! y creo que se trató de eso nada más.

    un beso grande
    Mariela

  2. Hola Vivcita

    Me quedé pensando mucho rato en qué decirte (de hecho lo pensé toda la noche). Como vos sabés, nosotras tenemos empatía en muchos aspectos y no puedo más que verme reflejada en lo que fue tu carrera. Qué me hubiera pasado a mí si hubiera participado? Posiblemente lo mismo. Incluso creo que en este momento vos estás bastante más entrenada que yo, aunque ahora estoy muy contenta con mi plan y de a poco yo voy a ir creciendo otra vez. Entonces, pienso, qué decisiones hubiera tomado yo en el PC1? y no me lo puedo contestar. Pero no cabe duda que priorizar la preservación es una sabia decisión.

    Al margen de esto, me da mucha pena que tu primer carrera de este tipo te haya dejado estas sensaciones. Yo tuve la suerte de vivir La Misión de una manera maravillosa, y va a ser algo que no voy a olvidar nunca.
    Pero bueno, igual de todo se aprenden cosas. Lo único que deseo es que no se te vayan las ganas, el empuje y el entusiasmo de seguir y de enfrentarte a más desafíos. Cuál será la próxima guerra para el soldado?

    Insisto en que no me pareció que estuvieran fanfarroneando cuando dijeron que les salió más difícil de lo que querían, era la verdad, y estaban pidiendo disculpas a su manera, por lo menos así lo entendí yo. Así que es probable que para la próxima hayan aprendido y ya no les salga así de mal esto. Quién sabe, a lo mejor la próxima yo también corra y la podemos compartir 🙂

    Te quiero mucho.

  3. Hola Mariela!

    Que lindas palabras, me sirve lo que decis para seguir reflexionando, igualmente habrá que seguir pensando en el tema, cómo podría haber sido de otra manera, qué me deja de enseñanza y qué se puede mejorar.

    Te agradezco mucho el aliento que me diste siempre, vos con tu fortaleza sos un ejemplo para mi.

  4. Hola Lau!

    Gracias por compartir tus pensamientos, igualmente no te veo haciendo lo mismo que hice yo por dos motivos, el primero es que tenés más experiencia que yo en este tipo de carreras y eso es algo que, ahora se, jugó mucho en mi contra y la segunda porque tenes una fortaleza impresionante!!

    Pasados los días ya empiezo a ver otros matices, más allá de todo lo que pasó la carrera fue un gran aprendizaje y un punto de inflexión para plantearme muchos temas, temas que ojalá me hagan crecer y no hay que preocuparse por las ganas porque siguen allí!!! quiero seguir haciendo este tipo de carreras y quiero seguir creciendo en ellas es por eso también todo el replanteo que me estoy mandando 🙂

    En lo de la fanfarronada, veo que no vamos a poder ponernos de acuerdo, creo que en ese sentido sos indulgente con ellos, pero ese que menciono no fue el único comentario que hubo, si bien reconozco que hubo una suerte de autocrítica por parte de Alito, Pablo por su parte alimentaba el mito de la carrera más dura jamás corrida y no es que estuviera desubicado, la gente, la gran mayoría por lo menos, estaban encantados con la exaltación, entonces tampoco es que me pongo en censora, simplemente que a mi particularmente no me gustó esa parte.

    Ya tendremos oportunidad de correr juntas este año Lau, de seguro va a ser un buen año para todos y yo voy a aprovechar para nutrirme de tu experiencia y de todo lo que sabes 😉

    un beso enorme!!!

  5. Hola Viv ,
    Felicitaciones por atreverte y por la cautela en las desiciones.
    No tengo dudas que estas para mucho mas todavia y esta alla en el tiempo solo sera una carrera mas .
    Correr en pareja tambien es una experiencia muy linda y enriquecedora
    besos y no me aflojes , segui entrenando como hasta ahora que es la unica forma de lograrlo

  6. Tambien quiero saludar enfáticamente a Claudia, con quien hablé en plena carrera, reencontrándome con ella tras 2 años, y después un cachito en la entrega de premios, Claudia, deseo que sigas avanzando, y que el dia de mañana te sientas super feliz, completando una carrera..

    GRACIAS GRACIAS GRACIAS…. un placer Estebita leer tus cronicas, tus anecdotas, y haber compartido con vos y tu compañera ese pequeño tramo de carrera. Si!!!!! apuesto que algun día voy a terminar una de estas carreras increíbles que elegimos… MUCHAS GRACIAS por tu buena onda de siempre.

    Claudia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.