Los tatuajes.

Yo lo que veo de los tatuajes es que no llegan a ser un arte. Parece que lo fueran, pero están mas cerca de ser una artesanía que un arte.
Uno elige un dibujito de un catálogo mas o menos grande y quizás lo modifique un poco, pero termina arreglando con el tatuador para que copie tal o cual idea. Que reproduzca ese dibujo o esa técnica en la piel de uno. Me recuerda por ejemplo a las técnicas de animación japonesas que de hecho tienen un nombre ¿no? lo voy a tener que buscar en internet. El manga! Parece un arte, pero ya tiene tanta técnica, tantas instrucciones detrás que termina siendo un procedimiento de hacer algo mas o menos agradable.

Hay veces que me siento muy vulgar y mediocre. Pero a la hora de ponerme algo en la piel, siento que no toleraría otro ser humano que hubiera elegido el mismo logo, la misma idea a exponer. Me sentiría miserablemente. No puedo tolerar eso.
En cambio, si tuviera la posibilidad de que me tatuara un verdadero artista plástico, estos que casi son genios, que ya no son artesanos porque han trascendido con su arte, que crean todo el tiempo y que jamás podrían repetir un cuadro porque

hay tanto para hacer en esta vida! tanto que es muy facil pintar, hacer, escribir, decir sin repetirse…

Si encontrara una frida kalo, un klimt, un El Bosco, que estuviera dispuesto a pintarme algo, lo que él quisiera, y que incluyera, en un rinconcito, su firma, por supuesto, entonces si me entregaría feliz de la vida, como uno se entrega a un cirujano a que haga lo que sabe.

Para que me cure.

-->

Pagaría por ejemplo: 10 mil dolares, pero esa cifra no alcanzaría para cubrir los gastos. Tendría que estar mas cerca de los 100 mil. ¡Quien tuviera ese dinero para gastarlo en arte!

La aventura imaginaria. Parte II – Una crónica expuesta.

Dedico este relato a todos los oyentes de radio Uno que piden un tema de Bon Jovi (por ejemplo) y le dedican el tema a su novio o novia o amiguito, como si fueran ellos los que están tocando la guitarra o entonando las estrofas. Una cosa mas: he descubierto que mucha gente no lee estos parrafitos que pongo acá al principio, así que para intentar llamar la antención sobre ellos (me da pena pobrecitos que queden así huérfanos) se me ocurre decir esto: concha!